4
Feb
2012
0

OCDE: Monopolio en Telecomunicaciones

La problemática del sector

Según la OCDE, el sector de las telecomunicaciones en México se caracteriza por:

•La falta de competencia: el mercado mexicano está dominado por una sola compañía (América Móvil: Telmex-Telcel) que tiene el 80% del mercado de telefonía fija y el 70% de telefonía móvil.

•La escasa penetración (suscriptores por habitantes): en los mercados de telefonía fija, móvil y de banda ancha, México ocupa los lugares 34, 33 y 32 de 34 países de la OCDE, respectivamente.

•La ínfima inversión (último lugar de la OCDE): comparada con los altos márgenes de rentabilidad de las empresas, que casi duplican el promedio de la OCDE.

•Un sistema jurídico obstaculizador: Telmex, Telcel y otras empresas han abusado del juicio de amparo, de modo que la suspensión y anulación sistemática de las decisiones de política y regulación en la materia por parte del poder judicial, daña el interés público.

•Autoridades reguladoras débiles: (COFETEL y COFECO) que son presupuestariamente dependientes, incapaces de asegurar la competencia, lograr sus políticas o imponer multas significativas.

La ineficiencia del mercado

La OCDE es tajante al afirmar que la falta de competencia en el sector ha generado mercados ineficientes, dado que imponen costos que comprometen gravemente a la economía mexicana e inciden de manera negativa en el bienestar de su población.

Las recomendaciones

Las recomendaciones no son nuevas, sino que “reflejan en gran medida las mejores prácticas que ya se aplican en muchos países de la OCDE y han contribuido a desarrollas a competencia en estos países”. Entre ellas se destacan:

•Eliminar restricciones a la inversión extranjera para los operadores de redes fijas.

•Simplificar el sistema de concesiones, para convertirse en un régimen de concesión único, salvo los casos en que haya restricciones asociadas a recursos escasos como el espacio radioeléctrico.

•Dotar de una mayor independencia presupuestaria de la autoridad reguladora, quien a su vez debe imponer multas significativas que sean lo bastante elevadas para que sean disuasorias.

•Publicar regularmente indicadores de calidad del servicio.

•Transparentar los procesos de toma de decisiones de regulación, mediante procedimientos formales de consulta pública.

•Regular ex ante, por parte de COFETEL, las tarifas de interconexión, garantizando la igualdad de condiciones en el mercado móvil.

•Delimitar las funciones y responsabilidades de PROFECO y COFETEL, quienes deben tomar medidas para facilitar al consumidor el cambio de proveedor de servicios (empoderar al consumidor).

•Reformar la legislación para promover la compartimiento eficiente de infraestructuras y eliminar las barreras para la obtención de derechos de paso (o derechos de vía).

•Liberar suficiente espectro para satisfacer la creciente demanda de servicios de datos en banda ancha móvil. El diseño de una licitación de dicho espectro debe ser cuidadoso para garantizar que no sea una sola empresa la que domine este mercado.

En lo referente al monopolio Telmex-Telcel, la OCE hace recomendaciones directas, como:

•Telmex no debe recibir autorización para prestar servicios de televisión, a menos que esté sujeto a una adecuada regulación asimétrica, que exista evidencia de que cumple con ésta y de que no recurre a impugnaciones o apelaciones judiciales para demorar o suspender su cumplimiento.

•Debe exigirse a Telmex que consolide las áreas de marcación local como lo determine COFETEL

•La responsabilidad de fijar y administrar el esquema de precios tope utilizado en la regulación de los precios de Telmex al usuario final, debe correr a cargo de COFETEL.

•COFETEL debe tener autoridad para imponer la separación funcional y, de ser necesario, estructural, de cualquier operador que continúe abusando de su poder de mercado, y ayudar a asegurar la igualdad de acceso y equivalencia de insumos de los operadores.