28
Sep
2017
0

Demandan que Tribunal Superior de CDMX suspenda labores hasta comprobar seguridad tras sismo [Animal Político]

Abogados presentaron este jueves una demanda de amparo, solicitando que no sigan las labores en los inmuebles del TSJCDMX hasta que se compruebe la seguridad, luego de los daños que causó el sismo de magnitud 7.1.

Abogados presentaron este jueves una demanda de amparo, en la que reclaman que no sigan las labores en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) y el Consejo de la Judicatura, hasta que no se compruebe que los inmuebles son seguros y se lleven a cabo las medidas de protocolo correspondientes, tras el sismo de magnitud 7.1 en la Ciudad de México.

En la demanda, de la que Animal Políticotiene una copia, los abogados reclaman que ni a los trabajadores del Poder Judicial de la Ciudad de México, ni a los abogados que desarrollan ahí su actividad, se les ha informado sobre posibles efectos secundarios que pueden tener los sismos en las edificaciones.

“Tampoco se han realizado las evaluaciones de riesgo en las instalaciones referidas, al no haberse obtenido dictamen por parte del Instituto para la Seguridad de Construcciones de la Ciudad de México de conformidad con la Ley del Instituto de referencia 3 y los ‘Lineamientos para la emisión de dictámenes y revisiones en seguridad estructural, competencia del Instituto para la Seguridad de las Construcciones en el Distrito Federal”, refieren en el documento.

Los abogados que firman la demanda son Luis Manuel Pérez de Acha, Mario Héctor Blancas Vargas, Carlos Jesús Altamirano Bustos y Carla Cristina Altamirano Bustos.

 En otro de los puntos del documento, se señala que el obligar a los trabajadores a laborar en un sitio inseguro, con daños en su estructura, transgrede mandatos constitucionales, de respeto a la vida, salud, integridad e información, tutelados por los artículos  1, 4, 5, 6, 16 y 22 de la Constitución Federal, y 4 y 5 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Lo que reclaman, es contar con la protección de la Justicia Federal, para que “no se lleve a cabo la reanudación de labores o se permita la continuación de las mismas dada la violación de derechos fundamentales como ha quedado establecido a lo largo de la presente demanda”.

En la página web del TSJCDMX, se indica en un comunicados que se reanudarían las labores a partir del 26 de septiembre, exceptuando el caso de los inmuebles de Fray Servando Teresa de Mier Núm. 32, Colonia Centro; Río Lerma Núm. 62, Colonia Cuauhtémoc; Nezahualcóyotl Núm. 130, Colonia Centro, y James E. Sullivan Núm. 133, Colonia San Rafael. En ellos se reanudarán labores, hasta nuevo aviso.

“En relación a las oficinas que se encuentran en el inmueble ubicado en Isabel la Católica número 165, colonia Centro, las áreas serán reubicadas”, indicó el TSJCDMX, en boletines.

El pasado 25 de septiembre, el presidente del Tribunal Superior capitalino, Álvaro Pérez Juárez, dijo que dictámenes de revisión internos (elaborados por personal especializado del propio Tribunal) aseguraban la seguridad de las instalaciones, y que sólo se había registrado caída de plafones, losetas y vidrios rotos, reportó Reforma. 

Ante protestas de empleados del Tribunal, dijo que esos reclamos podían deberse a una situación emocional, dado lo reciente del sismo, lo que les haría pensar que existe un verdadero peligro, cuando observaron una grieta o la caída de un plafón.

En la página del TSJCDMX, están los dictámenes sobre seguridad internos que elaboró el Tribunal, firmados por Directores Responsables de Obra.

Sin embargo, los abogados que presentan la demanda reclaman que sean presentados dictámenes por parte del Instituto para la Seguridad de Construcciones de la Ciudad de México, en los que se compruebe que no hay riesgos, tras los sismos. 

Pérez de Hacha mencionó en entrevista que la demanda de amparo busca que se clarifique la información sobre el estado que guardan las instalaciones del TSJCDMX y el Consejo de la Judicatura, ya que hasta ahora ha prevalecido “la nubosidad”.

Dijo que entre trabajadores y abogados hay temores sobre daños que pongan en riesgo vidas, tras el sismo, pero que algunos empleados tienen temor a exponer que se les obliga a trabajar en situación insegura, ya que podría haber represalias.

“Es un crimen hacer que la gente se exponga”, dijo. “Es una desvergüenza que se les diga que si no suben al edificio, se les va a descontar sueldo”, agregó el abogado.