8
Jun
2017
0

Urgen a una “guerra de guerrillas” contra la corrupción [RioDoce]

Si el gobierno no persigue a Malova, que los ciudadanos lo denuncien en la PGR, exhorta Pérez de Acha

En México y en Sinaloa no se puede esperar más, el ciudadano tiene que iniciar ya una “guerra de guerrillas” contra la corrupción, enfatizó Luis Manuel Pérez de Acha, integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción.

La estructura tradicional de esperar que la autoridad sea la que resuelva conflictos es hoy obsoleta, ante una crisis de corrupción los ciudadanos tienen que tomar el control y exigir que los delitos se castiguen, expuso el catedrático durante el primer Foro Anticorrupción que se llevó a cabo en Sinaloa y que fue organizado por el Centro Empresarial Sinaloa de Coparmex.

En entrevista, Pérez de Acha criticó que el gobierno de Sinaloa no esté persiguiendo de forma contundente los actos de corrupción cometidos durante el sexenio de Mario López Valdez, y lamentó que por ejemplo, existan evidencias sobre un desfalco en materia de salud y que este “crimen” no se haya castigado aún.

“No podemos ser obsecuentes con los delitos, la corrupción se tiene que perseguir y de eso es responsable tanto el gobernador Quirino, el secretario de finanzas, la auditora del Estado, el Fiscal General, todos son responsables de perseguir estos delitos y responsables también de que no se estén persiguiendo”, criticó.

Sin embargo, enfatizó que ante esta evidente omisión, la sociedad no puede dar vuelta a la página y dejar en el olvido un sexenio plagado de actos de corrupción. El ciudadano puede ir ante la Procuraduría General de la República y denunciar los actos de corrupción que en su gobierno se hayan cometido.

“La sociedad no nos podemos quedar cruzados de brazos, traemos construido un paradigma que es si el gobierno no hace nosotros no podemos hacer nada, yo creo que lo que si podemos hacer los ciudadanos es empezar a presentar denuncias penales, se tienen que hacer investigaciones con pruebas, presentar las denuncias, tratar de que esas denuncias se presenten a nivel federal y que sean denuncias penales, sino le vamos a estar dando muchas vueltas al tema”, enfatizó.

“Si se simula, el Sistema no funciona”

En su exposición ante un auditorio conformado en su mayoría por empresarios y líderes de organizaciones ciudadanas, Pérez de Acha insistió en blindar la instalación del Sistema Local Anticorrupción para evitar que la autoridad simule el proceso.

Según se detalló, el Sistema Local Anticorrupción está construido sobre dos comités, uno de ellos, el Comité de Participación Ciudadana estará integrado por cinco ciudadanos reconocidos por su trabajo a favor de transparencia y el combate a la corrupción.

Para elegirlos el Congreso deberá nombrar a una Comisión de Selección formada por nueve personas, cinco académicos y cuatro de la sociedad civil, quienes se encargarán de escoger a los cinco ciudadanos del Comité.

“La clave de todo está en la Comisión de Selección y en eso se tiene que poner énfasis en el Congreso para que la Comisión sea verdaderamente representativa ya que desde ahí puede iniciar la simulación, si el Congreso encubre intereses a través de la Comisión de Selección se prolongará ese encubrimiento hasta el Comité de Participación, con lo cual el sistema queda completamente cercado, capturado y entonces no funcionará”, explicó.

Los perfiles idóneos para integrar el Comité de Participación deberán cumplir con una característica esencial: no tener compromisos con la clase política.

Del Comité de Participación se nombrará a un presidente ciudadano que presidirá el Comité Local, el cual estará integrado por el Auditor del Estado, el Fiscal Anticorrupción, la Contraloría del Estado, un representante del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, la presidenta de la Comisión Estatal de Acceso a la Información y un representante del Tribunal de Justicia Administrativa.

“Creo que hay dos líneas para los perfiles, uno es que se trate de ciudadanos que hayan demostrado tener una participación activa en estos temas y lo que no deben tener son claramente ligas o vínculos o compromisos políticos y económicos con clase política y gobernante”, dijo el catedrático.

Para que el sistema opere y cumpla sus objetivos, el Comité Ciudadano será el vigilante y encargado de encausar el cumplimiento de los objetivos, así como vincularse con organizaciones de la sociedad civil y académicas, mientras que el Comité local deberá evaluar políticas públicas para el combate a la corrupción y establecer mecanismos para la prevención y erradicación.

Como se ha venido señalando, Pérez de Acha coincidió en que Sinaloa está retrasado en los procesos de instalación del Sistema Local Anticorrupción y ante una fecha límite que vence el próximo mes de julio, el tiempo para cumplir con el mandato federal es insuficiente.

“Según entiendo por los datos del Semáforo Anticorrupción, que llevan IMCO y Coparmex, si hay un rezago importante, (Sinaloa) no está en los mejores estándares del país pero tampoco está muy abajo, si hay que apremiar que se aprueben las leyes pero antes hay que apurar al gobernador Quirino a que presente la legislación del Sistema. Como se comentó aquí en este foro, la voluntad de la autoridad no será gratuita o fortuita, tiene que presionar la sociedad”, enfatizó.

Fuente.